Las manualidades infantiles de Navidad constituyen una diversión inmejorable para los días de fiestas navideñas de los más peques de la casa. Es una forma de entretenimiento activo, es decir, tienen un reto que deben conseguir con sus propias manos, aunque los papás les ayuden. No se trata simplemente de pasar el tiempo, sino de hacer algo provechoso y valioso, practicar destrezas motoras, paciencia y la capacidad de seguir instrucciones a la vez que se incentiva la creatividad del niño. También es una buena excusa para pasar el tiempo en familia y darle dinamismo a las tardes tontas en las que no se sabe muy bien qué hacer.

Además, en la época navideña es mucho más sencillo encontrar ideas: los adornos son muy importantes en este momento del año y son realmente fáciles de hacer. Por ejemplo, para hacer un pompón para el árbol solo necesitas una cartulina, tijeras y lana. Una tarjeta navideña no exige nada más que una cartulina blanca y lápices de color. No hay ninguna excusa con las manualidades infantiles porque los críos se divierten con las cosas más sencillas.

No obstante, hay una gran diversidad con las manualidades infantiles de Navidad. Si uno espera un resultado más elaborado, solo tiene que echar un vistazo a la multitud de propuestas que hay en la red. Nosotros nos quedamos con algunas de las más simpáticas que creemos divertidas tanto para padres como para peques.

Aquí va una manualidad  de Navidad fácil para niños

 

manualidades infantiles de navidad

Necesitarás:

  • Plantilla de reno (buscar en Google)
  • Tijeras
  • Fieltro
  • Sacabocados o una máquina de hacer agujeros
  • Cordón, cinta, cuanto más brillante, mejor.

Este reno de Navidad no te costará mucho. Solo tienes que imprimir la plantilla del reno (o del animal que quieras porque vale para todo lo que se pueda hacer en silueta), la recortas y la colocas encima de la pieza de fieltro (o de cualquier otro material que sea ligero) que vayas a usar para la decoración navideña. Si el niño es mayor, dejas que lo corte él supervisándolo. A continuación, se debe hacer un agujero en la parte superior, centrado, que suele coincidir con la cabeza. Una vez el agujero está preparado, se pasa el cordón por el centro y se hace un nudo doble en los extremos.

¡Y ya tienes este fantástico reno navideño para decorar tu árbol! Hay muchas más manualidades infantiles de Navidad que puedes hacer con los niños, pero seguro que también puedes acompañarlos a talleres de tu ciudad o en el colegio mismo, si tienen animadores, volverá a casa con nuevos artículos de decoración que el pequeño mismo haya confeccionado.

[Total:0    Promedio:0/5]